La esclerosis múltiple (EM, de ahora en adelante) es una enfermedad neurológica en la que se destruye la mielina que protege los axones de las neuronas del Sistema
Nervioso Central, formada por los oligodendrocitos, encargados de crear este revestimiento constituido por proteínas y grasas. Dicha desmielinización viene provocada
por el ataque del propio Sistema Inmunitario del paciente, por lo que nos encontramos ante una patología autoinmune. Este ataque causa la inflamación que deshace la vaina
de mielina, la transmisión nerviosa se ve alterada y, debido a esta interrupción, se originan gran cantidad de síntomas que van desde la afectación motora hasta la disfunción
ocular y otros tantas alteraciones nerviosas a distintos niveles del organismo. De hecho, es conocida por su gran variabilidad de síntomas, que pueden afectar en mayor o menor
medida a los pacientes, por lo que ha sido descrita como la enfermedad de las mil caras.
Entre los más comunes, encontramos neuritis óptica, trastornos sensitivos (paresias, termoalgesia, neuralgia del trigémino, etc.), alteraciones motoras (espasticidad, paraplejia),
disfunciones a nivel de esfínteres, trastornos sexuales y trastornos psíquicos y psiquiátricos, de los que hablaremos en este artículo.

 

Articulo>>

Fuente>>

© 2018 - Medbiblos por Targetblank