Realidad virtual para abordar problemas de equilibrio para las personas con esclerosis múltiple.

La realidad virtual podría ser un método relativamente sencillo para la detección temprana de la esclerosis múltiple, según una investigación realizada por científicos estadounidenses.

En un estudio publicado en la revista científica ‘PLOS ONE’, investigadores de la Escuela de Medicina de la UNC (Estados Unidos) utilizaron un sistema de realidad virtual para engañar a una serie de sujetos para que pensaran que estaban cayendo mientras caminaban en una cinta de correr. De esta manera, se encontraron claras diferencias en las reacciones entre las personas con esclerosis múltiple y sin esta enfermedad degenerativa, algo que no era tan evidente en

Los investigadores creen que una prueba basada en realidad virtual como esta, después de un estudio y desarrollo posterior, podría hacerse portátil y utilizarse ampliamente en clínicas de neurología para alertar lo más pronto posible a pacientes con esclerosis múltiple sobre sus deficiencias de equilibrio, lo que les permitirá adoptar medidas para reducir sus riesgos de caída.

«En las personas con esclerosis múltiple, los sensores de fuerza de los pies no son fiables, por lo que confian más en otros canales, como la visión»

«Nuestros prometedores resultados sugieren que uno puede usar la realidad virtual para detectar problemas de equilibrio que generalmente pasan desapercibidos hasta que el individuo comienza a experimentar caídas reales en casa o en el trabajo», señala a Neuroscience News el investigador principal del estudio Jason Franz, profesor asistente del Departamento Conjunto de Ingeniería Biomédica del Estado de la UNC/NC.

La esclerosis múltiple, una enfermedad cerebral que afecta a más de dos millones de personas en todo el mundo, es causada por la actividad inadecuada de las células inmunitarias en el cerebro y la pérdida de la capa aislante de la proteína de mielina alrededor de las fibras nerviosas (una pérdida que degrada las capacidades de las fibras para conducir las señales nerviosas). En cuanto a sus síntomas, incluyen fatiga, entumecimiento y hormigueo, deterioro cognitivo, inestabilidad del estado de ánimo y problemas de equilibrio al caminar. Este último síntoma puede manifestarse de manera inesperada, provocando que las personas con esta enfermedad tengan el doble de riesgo de caer y suelen caerse, al menos, una vez al año. Franz y sus colegas trataron de desarrollar una prueba que revelara deterioros del equilibrio al caminar incluso en personas que no fueran conscientes de padecer esclerosis múltiple.

Engañando al cerebro
«Cuando caminamos, nuestros cerebros usan una variedad de canales de retroalimentación sensorial, incluyendo sensores de fuerza en nuestros pies, para guiar nuestros movimientos y hacer correcciones de un paso a otro», dijo Franz. «Pero, en las personas con esclerosis múltiple, esos sensores de fuerza pueden llegar a ser menos fiables, por lo que las personas necesitan confiar más en otros canales, especialmente la visión».

Los investigadores emplearon un dispositivo de realidad virtual que permite la manipulación experimental de la percepción visual. La escena de la realidad virtual representaba un pasillo por el que el sujeto parecía estar caminando, a la misma velocidad que el sujeto caminaba en la cinta de correr. A veces se tambalea de lado a lado en la escena para crear la ilusión de inestabilidad, desencadenando una reacción correctiva que podría medirse como un cambio en la postura del cuerpo y/o el pie durante la caminata.

La hipótesis de los investigadores era que los sujetos con esclerosis múltiple tendrían unas reacciones correctivas diferentes, algo que se demostró en las pruebas y solo a través de la realidad virtual. «Durante la marcha normal sin realidad virtual, incluso con nuestro sofisticado equipo de laboratorio, incluida una batería de cámaras de captura de movimiento 3D, no pudimos distinguir eficazmente a las personas con la enfermedad de las personas sanas», confiesa Franz. «Por lo tanto, este enfoque de caminata perturbada podría tener muchas aplicaciones clínicas importantes».

 

Fuente>> 

CategoryEsclerosis, Novedades

© 2018 - Medbiblos por Targetblank