Un estudio publicado en el International Journal of Neuroscience ha analizado los efectos de Sativex (Epidiolex, formulado con principios activos de la marihuana), se utiliza contra las convulsiones. El dronabinol, según esta investigación, controla la náusea, los vómitos y el apetito.

Así, vuelve a plantearse la necesidad de utilizar el cannabis como medicamento farmacéutico.

Como ya publicó Diario16, la Universidad de Carolina del Sur ha llevado a cabo además otra investigación sobre el THC, principal componente psicoactivo de la Marihuana, y sus efectos respecto al COVID-19.

El resultado del estudio, aún en fase preliminar, puede consultarse en la revista Frontiers in Pharmacology. Según la publicación, «el síndrome de dificultad respiratoria aguda es una complicación potencialmente mortal que puede sobrevenir después de la infección por Staphylococcus aureus».

Así, La enterotoxina producida por estas bacterias actúa como un superantígeno activando así una gran proporción de células T que provocan una «tormenta de citocinas» y una lesión pulmonar grave» señalan.

De hecho, Prohibition Partners, según destaca La Celosía, estima que las ventas mundiales de productos terapéuticos cannabinoides farmacéuticos ascenderán a casi 800 millones de dólares (671 millones de euros) en 2020. Según esta consultora, los productos farmacéuticos de cannabis alcanzarán tasas de crecimiento del 150% entre 2020 y 2024 para alcanzar un valor total de ventas en torno a los 2.000 millones de dólares (1.678 millones de euros).

Fuente>>

© 2018 - Medbiblos por Targetblank