La conformación de un polo productivo de cannabis en Mendoza sigue adelante. Luego de sancionarse la ley que reglamenta la producción a escala con fines terapéuticos y de presentarse todo un plan con inversiones en la provincia, el Gobierno firmó con el INTA un convenio de colaboración para profundizar investigaciones y difusión de nuevos desarrollos.

«Para desarrollar en forma conjunta programas o proyectos de carácter científico, técnico, cultural, educativo, de capacitación, asistencia y/o investigación y/o cualquier otra actividad relacionada al cultivo, producción, industrialización, comercialización, distribución y/o exportación con fines médicos, terapéuticos y/o científicos de plantas del género Cannabis sp y sus derivados», dice sobre sus objetivos el acuerdo firmado por el ministro de Economía, Enrique Vaquié, y el director regional del INTA para Mendoza y San Juan, Claudio Galmarini.

El convenio tiene una vigencia de 2 años prorrogables, y así como los estudios serán de propiedad común, la Provincia y el organismo acordaron que los derechos de propiedad intelectual o industrial sobre nuevos hallazgos se fijarán de acuerdo al aporte proporcional de cada uno. Y aunque prevé cierta confidencialidad inicial sobre las investigaciones, según la estrategia de transferencia de tecnología podrán «proteger o difundir» los resultados.

Asimismo, deja abierta la posibilidad de suscribir otros acuerdos con entidades mixtas o privadas que aporten fondos para el mismo fin, esto es, «cultivo, producción y uso» de la planta, que en Mendoza desde este año y tras la sanción de la ley 9298 es competencia de la Unidad de Control de Cannabis. Se trata del área que determina los protocolos para el establecimiento y explotación, así como también su industrialización y transferencia de tecnología.

 

Fuente>>

© 2018 - Medbiblos por Targetblank