Algunas investigaciones apuntan a un posible vínculo entre las migrañas y la esclerosis múltiple, ambas con algunas características similares. De todos modos, no hay ningún indicio científico de que sufrir las primeras desemboque con el tiempo en la segunda

Migrañas y esclerosis múltiple parecen tener un origen común, ¿suficiente para establecer un nexo? Diversas investigaciones señalan que podría haberlo, al menos en algunos casos. De todos modos, no hay ningún indicio científico de que sufrir migrañas desemboque con el tiempo en la esclerosis múltiple.

La esclerosis múltiple, que se cree que en España afecta a unas 55.000 personas, es una de las enfermedades más comunes del sistema nervioso central (cerebro y médula espinal). Es un proceso inflamatorio crónico que ocurre cuando el sistema inmunológico ataca la mielina, el material graso que aísla las neuronas y permite la transmisión rápida de señales eléctricas.

Cuando se daña la mielina, se obstaculiza la comunicación entre el cerebro y otras partes del cuerpo. Esta interferencia en la transmisión de señales nerviosas es lo que causa los síntomas de la esclerosis múltiple, como problemas de visión, dolor, hormigueo y debilidad.

En cuanto a las migrañas, se cree que las sustancias químicas y las hormonas del cuerpo juegan un papel fundamental en su aparición. Además del intenso dolor, generalmente en un lado de la cabeza, también pueden causar síntomas visuales denominados auras: pueden apreciarse manchas, destello, etc. También pueden ir acompañadas de náuseas, vómitos y sensibilidad extrema a la luz y el sonido.

Algunas similitudes entre migraña y esclerosis múltiple
En las primeras etapas de la esclerosis múltiple, los síntomas pueden ser similares, incluso confundirse con un ataque de migraña. Ambas son crónicas y consisten en ataques, seguidos de periodos de remisión. Pero hay una diferencia, y es que, en el caso de la migraña, los síntomas neurológicos duran menos.

Por otro lado, algunos síntomas de las dos, aunque varían mucho de una persona a otra, pueden incluir problemas visuales, como neuritis óptica, similar a un ataque de migraña, sobre todo con aura.

De nuevo la duración de estos síntomas es la que marca la diferencia (duran menos en la migraña). También comparten el hecho de que las recaídas o ataques responden, en muchos casos, a desencadenantes como el estrés.

El hecho de que la esclerosis múltiple sea una enfermedad heterogénea, con síntomas muy diversos que a menudo se asocien a otros trastornos y que, además, puedan ser transitorios, hace que el diagnóstico sea todo un reto. Estas particularidades hacen que sea fundamental informar de manera detallada sobre la duración y la intensidad de los síntomas.

Es paradójico también que, cuando se enumeran los síntomas comunes de la esclerosis múltiple, las migrañas no suelan incluirse en la lista, admite la Fundación Esclerosis Múltiple (FEM). Sin embargo, algunas investigaciones han relacionado que tener esclerosis múltiple aumenta el riesgo de sufrir ciertos dolores de cabeza, como migrañas.

Seguir leyendo>>>

Fuente>>>

CategoryEsclerosis, Novedades

© 2018 - Medbiblos por Targetblank