Es para niños con epilepsia refractaria. En marzo, el Alassia comenzó a entregar el medicamento comprado a un laboratorio privado. Desde octubre hace lo propio con el fármaco elaborado en el LIF de Santa Fe.

Junto al desarrollo del laboratorio farmacéutico provincial, la ampliación del sistema de atención primaria de la salud y la postura favorable a la interrupción voluntaria del embarazo, la autorización del uso, la producción pública y la distribución gratuita de aceite de cannabis con fines medicinales es una de las políticas públicas de salud más trascendentes de la última década en Santa Fe.

En un hecho histórico, en materia de derecho al acceso a la salud, el hospital de Niños Orlando Alassia, de la ciudad de Santa Fe, comenzó a entregar aceite de cannabis a sus pacientes. Se trata de niños que tienen epilepsia refractaria. En un principio, el propio hospital adquiría el aceite Canvupidiol del laboratorio Alef, pero desde el mes de octubre comenzó a entregar el medicamento elaborado por el Laboratorio Industrial Farmacéutico (LIF) de Santa Fe.

En diálogo con Aire Digital, la jefa de Neurología Infantil y la titular del área de farmacia del hospital Orlando Alassia, Viviana Ríos y Agostina Amherdt respectivamente, explicaron en qué casos se utiliza el cannabis dentro de los tratamientos, destacaron que se trata de un medicamento eficaz y seguro y resaltaron la capacitación médica en el uso de cannabis.

“Tenemos en seguimiento pacientes con epilepsia refractaria, que padecen convulsiones que no se controlan con los fármacos habituales, y como parte del tratamiento en niños hay estudios científicos que han aprobado el uso de cannabis”, señaló Ríos, quien precisó además que “cuando empezaron a aparecer esos estudios, pudimos saber qué tipo de epilepsia era sensible al tratamiento con cannabidiol y determinar los efectos adversos y las dosis correspondientes”.

Continuar leyendo el artículo en la Fuente>>

© 2018 - Medbiblos por Targetblank